Pasa el tiempo en la negociación del convenio de registradores de la propiedad y mercantiles con escasos logros

Se ha celebrado una nueva reunión de la mesa de negociación sin avances.

Es cierto que se siguen abordando temas, pero el tiempo pasa y con escasos logros. Un Convenio Sectorial que pretende establecer un marco normativo laboral para casi ochocientas oficinas de diez o menos empleados, y dos de más de doscientos, es un acuerdo complejo. Hay casi tantas realidades como Registradores.

Desde nuestro punto de vista, el debate debería centrarse en aquello que nos unes, un marco general que garantice las condiciones laborales de todos los trabajadores, especialmente aquellos más desprotegidos y que difícilmente podrán desarrollar acuerdos de mejora.

Se ha vuelto a abordar la particularidad de los Registros Mercantiles y lejos de superarse, ha vuelto a poner de manifiesto algunas diferencias. Desde UGT consideramos que debemos centrarnos en una regulación general que sirva para todo el colectivo, incluidos los mercantiles, y que al mismo tiempo permita que las oficinas que lo requieran con mayor número de empleados y con una estructura organizativa compleja, puedan adaptar y ampliar el Convenio Sectorial, para mejor reconocimiento de las funciones jurídico y administrativas,  de la estructura organizativa y de cualesquiera otros criterios objetivos que se determinen.

Sobre la remuneración salarial de los trabajadores, se han vuelto a poner de manifiesto numerosos apartados que lejos de superarse se siguen dejando a un lado, Parece que CSIF ha descubierto que la tabla salarial propuesta por la APR no era como ellos creían, y han detectado hoy, lo que a nosotros ya nos defraudó el primer día. Una tabla salarial precaria que niega una premisa básica, los catorce mil euros anuales para la categoría más baja del Convenio, y una relación proporcionada con el resto de grupos profesionales. Lejos de ser un problema infranqueable se ha dejado a un lado para otro momento.

Se ha debatido sobre la parte objetiva de la participación en beneficios, hemos advertido de una desproporcionalidad en el sistema de puntos de la propuesta de la APR y CSIF. Consideramos que los criterios objetivos deben ahondar en el reconocimiento de la responsabilidad, titulación, experiencia y polivalencia funcional. Un sistema objetivo en el que cada criterio tenga su espacio racional y proporcionado con el resto. Otro debate que tendrá que ser resuelto más adelante.

Próxima reunión, 6 Y 7 de noviembre.